Logotipo
 

Conmemoran el Día Mundial sin Tabaco

- Cada hora, cinco mexicanos mueren a causa del tabaco: Secretaría de Salud
- En 2016 se registró un aumento en el consumo por parte de las mujeres, según la Encodat

Por enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco, en 2016, en México murieron 43 mil personas: 118 al día, cinco cada hora, informó el secretario de Salud, doctor José Narro Robles, al presidir la conmemoración del Día Mundial sin Tabaco, en el Centro Cultural “Jaime Torres Bodet” del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Detrás de esas cifras, consideró, hay enfermedades, horas de dolor para las familias, pérdidas económicas en productividad, gastos

institucionales y mermas para el sector salud; sin embargo, más que pensar en lo perdido, los números deben llevarnos a la reflexión sobre lo que se tiene que hacer, tanto a nivel individual como social.

“La salud está en cada uno de nosotros, en nuestros hábitos y en el mensaje que transmitimos a los demás”, señaló. De manera complementaria, es obligación del gobierno trabajar en la formulación de políticas públicas que le otorguen a la sociedad la salud que requiere y se merece, así como vigilar que las medidas ya existentes sean cumplidas de manera estricta.

Con el propósito de mantener claro el panorama del consumo de tabaco en el país y, en consecuencia, establecer las medidas necesarias para su prevención y tratamiento, la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), a través de su titular, doctor Manuel Mondragón y Kalb, presentó algunos resultados preliminares de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (Encodat) 2016-2017, realizada en colaboración con el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz (INPRFM) y el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

Durante seis meses de trabajo de campo, explicó el doctor Mondragón, se visitaron 64 mil viviendas a nivel nacional y se aplicaron 56 mil 877 cuestionarios. Se encontró que en el último mes 14.9 millones de personas fumaron (17.6% de la población), contra los 13.5 millones reportados en 2011. El incremento se registró, sobre todo, en varones de 18 a 65 años, sector que pasó de 9 a 10.6 millones, por lo que el aumento no es significativo y refleja tan sólo el crecimiento poblacional, comentó.

En los hombres adolescentes fumadores la prevalencia disminuyó de 680 mil (10%, en 2011) a 474 mil (6.7%, en 2016). Asimismo, se encontró un aumento significativo en el número de ex fumadores con un año o más de abstinencia, al pasar de 21 a 25.6 millones, algo que, según el doctor Mondragón, obedece a las políticas públicas aplicadas por el sector salud.

Resaltó el hecho de que 1.8 millones de personas reportara adicción a la nicotina: 1.4 millones de hombres (contra 1.2 millones, en 2011) y 410 mil mujeres (contra 380 mil, en 2011). “Llama la atención que mientras en hombres el aumento porcentual fue de unas décimas, en mujeres fuera de más de dos puntos”, señaló.

Muestra de la eficacia de las políticas hasta ahora emprendidas es la significativa disminución en la exposición al humo de tabaco de segunda mano en hogares, que pasó de 7.4 a 5.5 millones. Aunque, reconoció el doctor, aún existe una alta exposición en bares, restaurantes y transporte público.

Estas cifras nos hablan, comentó, de la necesidad de reforzar las estrategias para evitar o retardar la edad de inicio, así como de incentivar a quienes fuman a que abandonen el consumo, mejorar los servicios de tratamiento y proteger a los no fumadores en espacios protegidos. A la fecha, y gracias al trabajo con gobiernos municipales y estatales, hay 17 mil Espacios Libres de Humo de Tabaco en todo el país.

Asimismo, se está trabajando para obligar a las empresas tabacaleras a incorporar advertencias sanitarias en 50 por ciento de los empaques; el propósito, dijo, es lograr la cajetilla neutra.

En toda esta labor, concluyó, es fundamental el apoyo de todos los sectores sociales; las universidades, por ejemplo, deben promover la prevención entre la comunidad académica y tomar las medidas necesarias para el establecimiento de Espacios Libres de Humo de Tabaco. Agradeció, además, a organismos del sector salud como el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y Centros de Integración Juvenil, por su contribución en la prevención del consumo y la rehabilitación de los fumadores.

Un elemento disuasivo del uso del tabaco, complementó el senador Francisco Salvador López Brito, presidente de la Comisión de Salud del Senado de la República, es la aplicación de impuestos especiales. En 2015, por ejemplo, gracias al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) se recaudaron 36 mil 890 millones de pesos, mientras que en 2016, lo obtenido por este gravamen ascendió a 38 millones 97 mil pesos.

Estos recursos, afirmó, deben ser aplicados en la prevención, la detección y la lucha contra el tráfico ilegal de tabaco, un delito que, por colocar en el mercado cigarros a muy bajo precio, afecta principalmente a los niños, los jóvenes y las personas de más bajos recursos.

De manera paralela, es prioritario reformar la Ley General para el Control del Tabaco, vigente desde 2008, pues en la actualidad su enfoque es más prohibicionista que de prevención.

Sobre la efectividad de aplicar impuestos en los productos de tabaco se pronunció también la doctora Gerry Eijkemans, representante en México de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Explicó que un aumento de 10 por ciento en el tabaco disminuye en cuatro por ciento la prevalencia de su consumo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), señaló, prevé que para 2030 la cifra por muertes relacionadas con el uso de esta droga ascienda a 8 millones, la mayoría en países de bajos y medianos ingresos; por ello, pidió priorizar los esfuerzos de la Agenda 20/30 para el desarrollo sostenible, cuya meta 3.4 habla de reducir en un tercio la mortalidad por enfermedades prevenibles.

El tabaquismo, dijo, empobrece a las familias: se considera que más de 200 millones de fumadores en el mundo viven en pobreza extrema y que éstos destinan 10 por ciento de sus ingresos a la compra de tabaco, lo que reduce los recursos destinados a la alimentación, la educación y los gastos sanitarios.

Por si fuera poco, concluyó la doctora Eijkemans, el cultivo de este producto genera un grave deterioro ambiental: en el mundo 4.3 millones de hectáreas de tierra se destinan a su producción, misma que propicia la emisión de 2 millones de toneladas de residuos sólidos, que incluyen más de 7 mil químicos tóxicos, muchos de ellos cancerígenos para los seres humanos.

La industria tabacalera, recordó en este sentido el director general del IPN, Enrique Fernández Fassnacht, es la única que mata a la mitad de sus consumidores. Por ello, pidió fomentar la cultura del autocuidado y promover campañas de concientización que lleven a la población a adoptar estilos de vida saludable.

En la ceremonia también estuvieron presentes el doctor Pablo Kuri Morales, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud; el doctor Juan Ángel Rivera Donmarco, director general del INSP; el licenciado José Reyes Baeza Terrazas, director general del ISSSTE; la maestra Carmen Fernández Cáceres, directora general de Centros de Integración Juvenil; la doctora Mirta Molinari, directora de la Oficina Regional de la Unión México; y el doctor Guillermo Ruiz-Palacios y Santos, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad.

Los miembros del presídium entregaron reconocimientos a ocho instituciones que habilitaron sus inmuebles como Espacios 100% Libres de Humo de Tabaco: Hospital General Naval de Alta especialidad, Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE, Órgano Interno de Control del IMSS, empresa Multisistemas de Seguridad Industrial, Centro de Prevención de Adicciones de la Facultad de Psicología de la UNAM, Cetis 166 “Carmen Serdán Alatriste”, Instituto Nacional de Cancerología, Banco de México y Auditorio Alejo Peralta del IPN.

Elaborado por: Departamento de Difusión y Ediciones.

Visita la galeria
Ultima modificación :
Viernes 02 de Junio de 2017 por Departamento de Sistemas
 
 
 
 www.cij.org.mx ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2012 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD